A medio camino del viaje de Mondo Kainage, Hiyakusai —el asesino más temible enviado por el señor feudal Owari— urde una intriga para provocar la discordia entre el catador y sus dos mujeres: Fukiko y Arare.