A Miyamura no le hacen ninguna gracia los rumores que empiezan a circular sobre Hori por culpa de su relación, así que decide cambiar radicalmente de imagen y... ¡sorpresa! ¡Todo el mundo a su alrededor comienza a verlo con otros ojos!