Este libro es el compendio de una gran variedad de ilustraciones de Trino en las diferentes etapas de su carrera como monero; una muestra única del desarrollo de sus distintas líneas e influencias humorísticas. Aquí se encuentran en pañales las ideas que gestaron a los raterillos de las Fábulas de policías y ladrones, células marcianas revestidas de chistes inocentes y otros, no tanto... Seguro ésos son los que provienen del esperma del Santos; en fin, el antecedente de varios personajes que ahora sí, ¡por fin son famosos! Es éste un libro ameno, ligero y divertido destinado a convertirse en un objeto imprescindible y de culto en el retrete. Está conformado por dibujos de distintos formatos, jamás editados, que vivían en espera de ser publicados y algunas series de cartones impresos de 1987 a 1999 en diversos periódicos y revistas. El título de Misterios Charros es un homenaje al sueño del abuelo Claudio: ver a Trino convertido en un auténtico charro de Atotonilco El Alto... ¡Trino es charro! «Manque» sea en caricatura.