José María Morelos fue el gran organizador de la segunda etapa de la lucha independentista mexicana. Nación en Valladolid, Michoacán, en 1765 y fue ejecutado en el Estado de México en 1815. Este humilde cura de Curácuaro, cambió su vida al conocer a Miguel Hidalgo, quien depositó en él la antorcha de la lucha contra el colonialismo español, con la misión última de tomar el estratégico puerto de Acapulco. EN sólo tres años, de 1811 a 1814, Morelos realizó varias campañas que le permitieron dominar la mayor parte del sur de México y una porción del centro. Fue el gran héroe del sitio de Cuautla, en 1812, donde con un ánimo de fiesta que enervaba al enemigo, los insurgentes resistieron setenta y dos días al español, y al fin rompieron el cerco dejándole al sitiador una victoria dudosa y amarga.